blog

creatividad originaria

Si estás pensando en desarrollar tu sitio web, lanzar una campaña de mailing o impulsar una landing page, lo primero que tenés que pensar es cómo obtener buenos resultados en su conversión; y para esto, nada mejor que utilizar correctamente las llamadas a la acción. Pero, ¿qué significan, dónde colocarlas y de qué manera presentarlas para atraer clientes potenciales que se transformen en consumidores finales? Veamos todos estos puntos en el post.

Generalmente, a las personas nos sucede que estamos acostumbradas a seguir órdenes y directrices. En el ecosistema digital, con tanta oferta de contenido publicado, es importante indicar correctamente cuáles son las llamadas a la acción y cuál es su propósito para no perder a las visitas que se encuentran activas.

En este sentido, el Marketing Online es lo más parecido que existe al amor: si no se le dice a la persona que tanto interesa la atracción que genera, probablemente nunca llegará a saberlo; y si no se le demuestra lo que uno es, difícilmente sabrá lo que se tiene para ofrecer.

Pero a diferencia del amor, en donde no hay técnica que valga para asegurar el éxito de la correspondencia, lo cierto es que en los negocios digitales existen diversas fórmulas creadas puntualmente para que puedas transmitirle a tus usuarios lo importante que ellos son para vos y todo lo que tenés para brindarles si se deciden “casar” con tu marca.

Es entonces cuando entra en juego uno de los elementos más importantes de toda estrategia comercial: las llamadas a la acción. Como la palabra bien lo dice, un “Call to Action es una llamada que le indica claramente a la visita qué hacer dentro de tu web, campaña de email, landing page o blog.

Pocas cosas son tan claras como esta: saber cómo diseñar llamadas a la acción que atrapen el interés de cada uno de tus usuarios es la clave para que tu contenido sobreviva y tenga una funcionalidad más allá de la mera visibilidad. Pero para lograrlo, necesitas apoyarte en una estrategia de Content Marketing que persiga un claro objetivo: generar una experiencia satisfactoria sobre el prospecto para que éste quiera volver una y otra vez sobre tus mensajes. Sin utilizar correctamente estos Call to Action en tus diversos canales, estarás perdiendo una infinidad de oportunidades comerciales e impedirás que tus clientes potenciales realicen una acción, ¡por la sencilla razón de que no habrá nada ni nadie que los empuje a tomarla!

Convencer a los usuarios a través de las llamadas a la acción

Como te comentamos en Fuego Yámana, una Llamada a la Acción (CTA) es un botón o enlace que podés colocar en tu sitio web para atraer clientes potenciales y conviertirlos en oportunidades de venta luego de que completen un formulario en una landing. Concretamente, un Call to Action es el enlace que conecta el contenido visible (y que ha despertado una cuota de interés) con una página de destino que contiene una oferta lo suficientemente relevante e interesante como para persuadir al visitante de completar un form.

A simple vista, esto parece bastante sencillo, pero todavía son muchas marcas (y en un gran porcentaje, empresas de trayectoria) las que incorporan a sus páginas frases poco relevantes creyendo que aún así están motivando a sus clientes. Y es que si hay algo que en Fuego Yámana queremos que recuerdes es que las Llamadas a la Acción deben ser o contener frases y palabras con un alto carácter imperativo.

De esta manera, por más diversa que sea la intención, vas a poder guiar a tus usuarios al tan ansiado clic. Ahora bien, ¿te preguntas qué tipo de acción podes estimular desde estos botones CTA? ¡Lo que te imagines!

  • Visitar tu tienda online.
  • Suscribirse a tu newsletter.
  • Completar un formulario o encuesta.
  • Adquirir tus productos.
  • Participar en un sorteo o concurso.
  • Descargar un recurso o catálogo.
  • Solicitar una demostración o prueba.
  • Agendar una cita personalizada.
  • Obtener una consultoría gratuita.

Como ves, infinidad de acciones podés impulsar con tus Llamadas a la Acción….pero, ¡no todo es tan sencillo! Todo botón debe estar bien confeccionado para despertar un deseo, provocar una motivación e impulsar algún tipo de reacción. Para conseguirlo, es necesario utilizar frases que sugieran:

Sentido de la urgencia — Última oportunidad — Oferta limitada — Expiración y caducidad — Límite de uso

¿Por qué usar estos determinantes? Porque el miedo a perderse una oportunidad única junto con la subsiguiente esperanza o solución es el mejor recurso para captar usuarios y fidelizarlos con tu propuesta diferencial. Para que estos determinantes hagan efecto, lo primero y más importante es saber a ciencia cierta qué necesita tu cliente ideal: sólo si sabes qué busca y por qué te necesitas vas a poder ofrecerle un mensaje con valor distintivo.

Y acá sí viene la pregunta clave: ¿vale solo con decirle a tus usuarios qué deben hacer? La respuesta, claramente es NO. También debés prestar atención a cómo diseñar esas llamadas a la acción, qué palabras y colores usar, dónde insertarlas y cómo elegirlas cuidadosamente para que sean efectivas. Sobre estos puntos vamos a enfocarnos en el apartado siguiente 😉

Cómo crear llamadas a la acción y convertir tus usuarios en clientes

10 consejos y trucos para crear irresistibles llamados a la acción

El Call to Action es un elemento indispensable si lo que se busca es hacer que el usuario conecte con la marca. Para invitarlo a la acción y la conversión, hay que darle a estos CTA una vuelta de creatividad para que contribuyan activamente al cierre comercial. Por lo tanto, si estás queriendo generar tus Llamadas a la Acción, recordá que deben ser visualmente llamativas, incluir un texto que invite a hacer clic en la oferta, y por sobre todo, contener palabras orientadas a esa acción; de hecho, que sean breves y comiencen con un verbo indicativo es lo ideal.

Te darás cuenta que para despertar el interés de tu usuario y persuadirlo de que haga clic, no existe mejor manera que apelar a su interés. Para conseguirlo, en Fuego Yámana hemos preparado un decálogo de consejos y trucos que harán que cada persona pulse en tus diferentes Llamadas a la Acción. ¡Acá te los presentamos!

1. Tené muy presente a tu público objetivo

Crear las Llamadas a la Acción no implica simplemente lanzar una oferta en el canal digital y esperar a que alguien la vea, sino que se trata de ofrecer contenido de valor para cada segmento al que querés dirigir tus propuestas. Lo primero es conocer qué necesita tu público objetivo y cuáles son sus intereses para luego sí poder elaborar un CTA. La relación directamente proporcional es muy clara: una mayor atracción se traduce en una mayor conversión.

2. Hacelo fácil y tentador

En el Marketing Digital no alcanza con pedirle algo a los usuarios sino que hay que hacerlo de manera tal que les resulte irresistible y para ello nada mejor que hacerlo simple. Decile a tu audiencia qué es lo que tiene que hacer pero procurá hacerlo con un lenguaje llamativo que utilice verbos imperativos y enunciados exclamativos y/o interrogatorios.

3. Brindá motivos para que tu pretendiente diga “sí, quiero!”

Continuamos con la analogía del Marketing y el amor. Así como sucede en las relaciones humanas, tenés que ser consciente de que en los vínculos digitales siempre se necesita incluir un elemento diferencial que impulse a la persona a realizar la acción.

4. No desestimes la atracción que generan los números

Los valores y cifras son una excelente manera de llamar la atención porque además de funcionar como elementos estadísticos y probatorio, muestran concreta y específicamente al usuario lo que va a conseguir si realiza la misma acción. Y cuando hablamos de incluir los números en tus Llamadas a la Acción, nos referimos a cualquier ámbito, desde el precio hasta el tiempo de duración de la oferta o el ahorro que implica esa promoción.

5. Crea sentido de urgencia

Compará estas dos oraciones: “¡Inscribite ahora!” Vs “Podés inscribirte en cualquier momento”. La fuerza que tiene la primer sentencia pasa por encima de toda frase que deja margen a la opción y la posteridad. Las personas somos mucho más propensas a realizar una acción cuando vemos que hay un límite o escasez, ya sea de tiempo o de unidades disponibles. ¡Usa este punto a tu favor y sacá partido de las emergencias!

6. Apostá por un diseño atractivo

Hasta ahora no te dijimos nada en concreto respecto al diseño de estos CTAs. Saber cómo diseñar Llamadas a la Acción que atrapen el interés de las visitas es la clave para que tu contenido sobreviva, y sobre este punto nada mejor que usar banners o botones breves, simples y limpios para diferenciarlos del resto de los elementos de la página. En este punto, la clave está en no saturar el diseño y en hacer un uso estratégico del color: si probas y testeas la diferencia entre el azul y el naranja, o entre el rojo y el verde vas a sorprenderte con los diferentes resultados obtenidos. ¡Acá la clave está en saber utilizar la paleta cromática con astucia!

7. Colocá las llamadas a la acción en el lugar correcto

Da igual si lo que querés es insertar un CTA en tu sitio web, un blogpost, una landing page, una publicación social o una campaña de email. En todos estos canales puedes agregarlos, pero tenés que saber muy bien cuál es el lugar adecuado y la zona de calor de la atención del usuario, porque de lo contrario perderás muchísimas oportunidades de multiplicar tus conversiones.

8. No incluyas llamadas a la acción que compitan entre ellas

Estadísticamente probado, las personas somos menos propensas a actuar cuando se nos presenta más de una opción. El proceso para comprender, analizar y evaluar toda la información y las opciones que se tienen al alcance necesita más esfuerzo mental que cuando se ofrece una sola alternativa.

Por lo tanto, lo peor que podés hacer es añadir muchas Llamadas a la Acción en una misma página compitiendo entre ellas. Insertar diferentes CTAs en las mismas secciones del sitio web o en una sola pieza de contenido puede dispersar a la audiencia y confundirla; mejor definí un solo objetivo y centra todos tus esfuerzos en crear una invitación que venda ese propósito.

9. No tengas miedo a utilizar las flechas y símbolos

Insertar flechas o indicadores alrededor de un botón es una técnica muy funcional que hace que la atención del usuario vaya directamente al CTA, con lo cual te aseguras que tu audiencia lo vea inmediatamente y el éxito pase a depender de lo atractivo que sea el Call to Action. Para esto debes encontrar el justo equilibrio entre ser lo suficientemente grande como para verlo de lejos pero no tanto como para que la composición de la página se vea desagradable.

10. Utilizá palabras que causen impacto

Por último, tenés que saber que las Llamadas a la Acción no hacen magia pero sí son fórmulas que bien aplicadas pueden multiplicar efectivamente el volumen de conversión. Para lograrlo, deben estar orientadas a la acción y comenzar con verbos imperativos así como también utilizar la primera persona desde el punto de vista del usuario para que éste se sienta implicado.

Entre estas fórmulas, podés incluir ciertas palabras clave cuya efectividad es realmente infalible; estas son: “comenzá”, “aprendé”, “descubrí”, “¿querés…?”, “gratis”, “¿necesitás…?” o “probá”. Al fin de cuentas, tenés que persuadir al usuario para que haga clic y, la mejor manera de hacerlo, es apelando a su interés. ¡Asegurate de definir claramente lo que el visitante podrá conseguir si pulsa una de tus Llamadas a la Acción!

The following two tabs change content below.

Melina Diaz

Comunicación Creativa en Fuego Yámana
Comunicación Creativa en Fuego Yámana. Licenciada en Comunicación Social y especializada en Periodismo Cultural. Apasionada de la escritura y el arte.