blog

creatividad originaria

El tráfico de información, datos privados, consultas y transacciones no hace más que aumentar progresivamente en internet. Y como todo crecimiento exponencial, también surgen problemas y riesgos de inseguridad ya que esos datos personales, bancarios, de crédito o de valor confidencial pueden ser vulnerados y quedar expuestos con prontitud y asiduidad. Para brindar seguridad a las visitas de tu sitio web, la mejor manera de decirles que están en un entorno auténtico y confiable es mediante un Certificado SSL. Veamos en qué consisten estas siglas, para qué sirve y porqué es momento de que lo incorpores a tu presencia digital.

Los ataques en Internet son cada vez más numerosos, complejos y peligrosos, por lo que proteger los datos de tus usuarios es hoy un paso obligado. Una de las recomendaciones más marcadas es que los administradores adopten el cifrado de datos HTTPS, ya que durante el último año se fueron señalando gradualmente (pero con creciente multiplicidad) toda una serie de sitios web bajo el viejo protocolo HTTP como “no seguro”. Es más, a partir de mediados del 2018, una actualización del navegador Chrome marcó la totalidad de los sitios HTTP (es decir, todos los que no tienen cifrado HTTPS) como “no seguros”. Si este fuera tu caso, un hacker en línea podría entrar en tu sitio y no solo robar datos importantes sino también dañar tu sitio y quebrar la credibilidad de tu negocio.

¿Qué tiene que ver el HTTPS con el SSL? Las siglas SSL responden a los términos en inglés Secure Socket Layer, un protocolo de seguridad que hace que los datos de tus usuarios viajen de manera íntegra y segura, garantizando la transmisión entre un servidor y un usuario mediante una retroalimentación totalmente cifrada o encriptada. Al decirte que los datos viajan cifrados, nos referimos a que se emplean algoritmos matemáticos y un sistema de claves que sólo son identificados entre la persona que navega y el servidor.

Si estamos en la llamada “era de la información”, el usuario o cliente necesita confiar en las transacciones realizadas a través de internet, y para ello, el certificado SSL garantiza que los datos son enviados al servidor correcto. Un certificado SSL es una tecnología que, sin lugar a dudas, te brinda una gran solución de seguridad en línea y le garantiza a tus clientes que el sitio al que están accediendo es seguro, ya sea para realizar una simple visita, gestionar compras dentro de tu eCommerce o iniciar una sesión si se trata de una aplicación web o plataforma especial. Al fin de cuentas, al tener un certificado SSL confiable, todos los datos estarán encriptados y así podrás asegurar a tus visitas que nadie leerá su contenido.

¿Cómo saber si una web cuenta con protección bajo un certificado SSL?

Esto puede verse a simple vista, en los principales navegadores. Lo primero es comprobar que el prefijo HTTP de la dirección o URL del sitio web cambia a HTTPS (que significa HTTP seguro). Lo segundo, es que en alguna parte del visualizador del navegador, dependiendo de cuál se utilice, pueda detectarse un icono con forma de candado; el mismo al darle clic abre una ventana con todos los datos del certificado SSL en cuestión, y los datos de la entidad que generó este certificado.

También, podemos explicarte el funcionamiento de un certificado SSL con una analogía: sería como si tuvieras que ponerte en contacto con alguien que no conoces en absoluto. Dicho certificado sirve como un “pasaporte” electrónico que establece las credenciales de una entidad en línea al hacer interacciones en la web. Cuando un usuario de Internet intenta enviar información de credenciales a un servidor web, el navegador del usuario accede al certificado digital del servidor y establece una conexión segura. Por tanto, un certificado SSL es un título digital que autentifica la identidad de un sitio y cifra con tecnología SSL la información que se envía al servidor. Este cifrado es el proceso de mezclar datos en un formato indescifrable que sólo puede volver al formato legible con la clave de descifrado adecuada.

A continuación, Fuego Yámana te brinda algunas recomendaciones para trabajar y confiar en un entorno digital seguro:

  • La barra de dirección en color verde: Si el sitio visitado es con el nombre de la empresa en verde, estás frente a un mayor nivel de control de seguridad, llamado Extended Validación. Es la forma más fácil de confiar en un sitio web y una manera muy visible de identificarlo.
  • Candado en la parte izquierda de la barra del navegador: Si no hay un candado, o el símbolo está roto, quiere decir que la firma no utiliza SSL.
  • Sello de una entidad de certificación SSL: Se encuentra, por lo general, en la parte inferior de la página web. Existen imágenes personalizadas para ello, pero aún así la mayoría contienen un candado, un sello de seguridad u otros símbolos indicando protección.
  • La dirección URL comienza con HTTPS: Esto indica que el sitio web está conectado a través de un servidor seguro. El protocolo de transferencia de hipertexto (HTTP) es un sistema para la transmisión de datos en la web, y la “s” al final es el indicador de seguridad.

¿Cuáles son las ventajas de certificación SSL para tu marca?

Desarrollar e implementar un sitio web protegido con certificado SSL es un mandamiento que promovemos en Fuego Yámana y que aplica a cualquier tipo y tamaño de empresa, bien sea una pequeña o mediana empresa hasta un big player, una tienda online o una página institucional. Si bien es cierto que es absolutamente esencial para que funcione y sea rentable un eCommerce ya que se solicitan datos de tarjetas bancarias o información confidencial que sin seguridad extrema no serían brindadas, también son indispensables para los accesos vía páginas web a redes privadas corporativas o empresariales así como para los sitios más convencionales.

Hablar de las ventajas de instalar un certificado SSL implica mencionar primero los riesgos de no hacerlo. Por un lado, si tu sitio web no dispone de él, descenderá posiciones en los resultados de búsqueda orgánicos, dejando ese ranking librado a aquellos que sí lo tengan. Éste es, sin lugar a dudas, uno de los peores efectos si tenés en cuenta que actualmente más del 60% de los usuarios acceden al sitio a través de Google (SEO).

Además, si al acceder a tu sitio los usuarios se encuentran con un mensaje que les advierte de que no es seguro, lo más probable es que pierdan la confianza en tu marca. En el caso de una tienda online implicará, en paralelo, la pérdida de ventas ya que muy pocos usuarios se arriesgarán a indicar sus datos personales y bancarios en un sitio que no cuente con el certificado SSL que les garantice que su información se envía cifrada hasta los servidores de la compañía.

Siendo consciente de estos riesgos, es fácil entender los beneficios de instalar un certificado SSL:

  1. Aumenta la seguridad de tu negocio ya que la información privada que vaya de un ordenador a otro se encuentra encriptada.
  2. Mejora la confianza de tus clientes en la marca al transmitirles la sensación de que pueden depositar sus datos sin problemas al ir cifrados.
  3. Eleva el número de ventas gracias a la confianza ya que una transacción garantizada y más aún una repetición satisfactoria o una recomendación (bien sea digital o boca a boca) de seguro ayudarán a subir las cifras de conversión.
  4. Certifica la personalidad inviolable de tu empresa al demostrar que su visibilidad no es fruto de un ataque de phishing.
  5. Legitima tu web porque consigue que una entidad independiente le brinde la aprobación respectiva.
  6. Elimina código informático malicioso de tu web ya que los certificados SSL escanean el sitio buscando programas dañinos.
  7. Aumenta el tráfico de tu web porque sin virus ni mala reputación la página se posiciona orgánicamente mejor en Google, consiguiendo más visitas online.
  8. Evita que los usuarios se vayan y dejen carritos de compra abandonados a tan sólo una instancia de completar la compra dado que está demostrado que las personas salen del sitio cuando tienen que poner datos privados si no están convencidos de que habrá seguridad.
  9. Carece de problemas con los navegadores al funcionar perfectamente con el 99% de ellos.

¿Qué hacer si no está instalado el Certificado SSL?

Para utilizar un certificado SSL en tu sitio web, es de vital importancia que el servidor de Internet que contrates, soporte SSL. Fuego Yámana, en alianza con Bee Web Hosting, lo ofrece sin cargo en todos los planes disponibles. Si tu empresa quiere conseguir este certificado, nuestros expertos se encargarán de gestionar con la Autoridad de Certificación Correspondiente (CA o Certification Authority) para validar dicha garantía de seguridad según los distintos tipos de Certificados SSL existentes.

¿Cómo elegir un certificado SSL? En Fuego Yámana analizamos en profundidad la finalidad de tu ecosistema digital, tomamos en cuenta los alcances deseados en el sitio, la audiencia que tendrá acceso y el tipo de sesión que el usuario realizará. Si necesitás instalar uno cuanto antes, nuestros profesionales pueden ayudarte a tramitarlo para que sea aprobado y emitido, y finalmente descargar la secuencia de comandos para el sello y añadirlo mediante código en el sitio que quieras.

The following two tabs change content below.

Melina Diaz

Comunicación Creativa en Fuego Yámana
Comunicación Creativa en Fuego Yámana. Licenciada en Comunicación Social y especializada en Periodismo Cultural. Apasionada de la escritura y el arte.