blog

creatividad originaria

Hoy día, el desarrollo de aplicaciones y la implementación de sistemas web a medida se han convertido en la base tecnológica de las empresas modernas. Desarrollar este tipo de plataformas digitales es invertir en eficiencia, ya que los beneficios que pueden brindar mejoran no solo los procesos sino los alcances funcionales y comerciales de la marca. En este post, vamos a ver cuáles son los aportes clave de una aplicación web o de escritorio y en qué se diferencian de un sitio online.

En la actualidad, las empresas se apoyan cada vez más en adoptar un sistema que automatice sus procesos y mejore el tratamiento de sus productos, por lo que el desarrollo de una aplicación web o de escritorio está dejando de ser una alternativa para pasar a ser un requerimiento casi esencial. Las empresas están adaptándose continua y rápidamente a los cambios que se presentan en el entorno por causa de la alta competencia y la dinámica cambiante del mercado, y el desafío que estas plataformas plantea es enorme para aquellas firmas dispuestas a aprovecharlas.

En este contexto cada vez más dinámico, globalizado e interconectado, es importante que cuentes con herramientas que te permitan simplificar tareas y procesos, y comunicarte de una manera más directa y ágil con tus colaboradores, aliados y clientes. De hecho, en lo que al desarrollo de sistemas de administración de negocios refiere, una de sus grandes ventajas es que sustituye procedimientos manuales que consumen muchísimo tiempo y energía del equipo de trabajo.

Por ejemplo, al llevar adelante una aplicación web con registro de clientes, podés llevar una relación bien detallada de las compras, pagos pendientes, facturación, e incluso información sobre el tipo de productos que consume y cuáles podrían interesarle por ser complementarios o adicionales. Sin duda, este tipo de datos es muy valioso para tener un conocimiento bien exhaustivo de tus consumidores y planificar qué otras acciones u opciones es posible brindarles según sus gustos, hábitos de consumo y necesidades.

Generalmente, las empresas ya cuentan con una APP de escritorio, como puede ser un sistema de gestión, por lo que sus beneficios al pasarse a la web son enormes: ya no necesitan instaladores, no están sujetos a las actualización periódicas, solo requieren una computadora que abra un browser para trabajar desde cualquier parte del mundo y estimulan la colaboración productiva.

Con la reducción de estos procesos que manualmente llevarían el triple de tiempo, es posible dedicar más tiempo a otras actividades dentro de tu empresa, así como también destinar recursos para comercializar diferentes productos o servicios, y con ello, ¡alcanzar nuevos mercados y clientes! Para dar este gran paso, veamos cuáles son las diferencias específicas que hacen notorios a estos desarrollos web o de escritorio y cuáles son algunas de sus utilidades más destacadas.

ABC en desarrollo: website, sistema web y aplicación desktop

Si bien los términos sitio web y sistema web suenan parecido y muchas personas lo usan sin distinción alguna, lo cierto es que no implican ni cumplen las mismas funciones, sino que se trata de plataformas con propósitos específicos que responden a necesidades muy diferentes. Empecemos por diferenciar a ambos conceptos: en pocas palabras, un sitio web es un conjunto de páginas estáticas que entregan información, mientras que una aplicación web es una plataforma principalmente interactiva que se centra en que los usuarios realicen ciertas acciones.

Ya hemos dicho en artículos anteriores que el objetivo principal de un sitio web es entregar información relevante; razón por la cual, consumir contenidos mediante páginas interconectadas es la tarea más importante que hacen los usuarios en este tipo de plataformas, así como también el contacto o conversión posterior dada la propuesta extraordinaria que acerca la marca.

Por el contrario, el objetivo principal de una aplicación web es que el usuario realice una tarea. Para ello, se usan los lenguajes CSS, HTML, JavaScript y hasta incluso algún software gratuito de fuente abierta como Symfony, Django o MeteorIDE´s o entornos de desarrollo para hacer apps que permiten para robustecer una plataforma interactiva centrada en que los usuarios efectúen diversas acciones.

Creados e instalados no sobre una plataforma o sistema operativo sino alojados en un servidor de internet e incluso en una intranet (red local), estos sistemas web pueden parecerse por su aspecto a los sitios online frecuentados diariamente, pero lo cierto es que tienen funcionalidades potentes para brindar respuestas específicas a las necesidades de los usuarios.

El principal aporte de estos sistemas, tanto desktop como web, es que trabajan con bases de datos que permiten procesar y mostrar información de forma dinámica, algo que sin duda arroja un enorme beneficio no solo para las empresas que los utilizan sino básicamente para los usuarios que con asiduidad operan dentro de ellos.

Además, pueden ser utilizados en cualquier navegador (Chrome, Firefox, Internet Explorer o Safari, entre otros) sin importar el sistema operativo y no se necesita instalación previa en la computadora ya que los usuarios se conectan al servidor donde se aloja el sistema. Estas diferencias, claramente se ven reflejadas en los costos, en la rapidez de obtención de la información, en la optimización de las tareas por parte de los usuarios y en la estable gestión escalable.

crear y desarrollar un sistema web o desktop

Cuando una aplicación web o de escritorio se convierte en rockstar

Por tal caso, si se trata un negocio referente a la venta de indumentaria, como bien pueden ser camperas de invierno o calzado de última moda para mujeres de 20 a 45 años, un sistema puede no sólo auto-administrar la atención al consumidor sino también la parte de logística referente a inventarios, pedidos y envío de mercancía.

Si tu caso fuera similar, a partir de un registro de usuarios la aplicación web o de escritorio puede generar una base de datos que te brinda el beneficio de saber cuántos clientes tenés hasta la fecha, definir cada uno de ellos según su perfil, historial de compra (para el manejo de descuentos por ser cliente frecuente) o datos de utilidad (cumpleaños y aniversarios) para generar una buena relación basada en correos electrónicos a las cuentas de los usuarios para felicitarlos, enviarles la oferta del mes o para resolver sus dudas y contestar sus comentarios. ¡Una incontrastable fidelización!

Pero también, un sistema web o de escritorio puede desarrollarse para los propios empleados, aliados, partners o franquiciados. Así, un centro de salud como una clínica o un instituto especializado puede brindarle a los profesionales médicos la capacidad de ingresar desde cualquier lugar y a cualquier hora para chequear el historial de un paciente o bien analizar un nuevo diagnóstico por imágenes que le ha sido solicitado. Algo que, sin duda, contribuye a la atención preventiva y personalizada.

Y ni que hablar de la simplicidad que estas aplicaciones tiene para el modelo de negocio tan en boga actualmente, la franquicia: un formato comercial en red en el que es posible no solo ingresar pedidos, sino llevar un registro comparativo entre las diversas unidades para identificar patrones comunes de consumo, zonas de máxima rentabilidad o de pérdida, y llevar un registro diario de las operaciones y distribuciones periódicas.

¿Necesitás más ejemplos? Una aplicación web o de escritorio también puede desarrollarse para una sección VIP como si fuera una comunidad conformada por usuarios destacados que tienen el privilegio de acceder a un contenido específico. También, es factible crear un foro o chat que responda las preguntas más frecuentes que tienen los usuarios sobre un servicio, siendo este tipo de sección un canal ideal para compartir experiencias, debatir funcionalidades, revelar atajos y dar claves para optimizar el rendimiento.

Después de todo, las posibilidades de desarrollo temático dentro del sistema son tan variables como la naturaleza misma del negocio. Solo necesitas analizar con detenimiento la necesidad de tu marca, para saber si cumplir o llevar adelante una aplicación web o de escritorio es lo más recomendable o será mejor prescindir de ella. Luego, la plataforma adquirirá tu esencia comercial, ya sea para gestionar las reservas online, contar con un sistema de gestión o de pedidos, utilizar un motor de búsqueda para saber las propiedades que ya están alquiladas y desde cuándo, u ofrecer una bolsa de trabajo en la que convivan empleados y empleadores para la toma de decisiones y el seguimiento de la postulaciones.

De hecho, un sistema puede hasta incluso usarse como cotizador y realizar de forma automática una cotización calculando el número de piezas que le indiques, aplicar un descuento o facilitar el dato actualizado del cambio de moneda después de conectarse a internet. Procesos que antes realizabas manualmente, la APP puede efectuarlos analizando grandes cantidades de información y entregando, a través de reportes especializados, datos sintetizados que te sirvan para la toma de decisiones.

En tu negocio, ¿sobran los motivos para crear y desarrollar un sistema?

Una aplicación web o de escritorio dentro del ecosistema comercial es sin duda de gran utilidad para las empresas, industrias, y hasta inclusive parte del sector científico, jurídico y político. Todo ello, sin olvidar que la parte de la logística es uno de los más atractivos beneficios del desarrollo de un sistema a medida porque ahorra tiempo, dinero y mejora la eficiencia. Su valor radica en contribuir a la estandarización y automatización de los procesos, así como también garantizar mayor seguridad, comodidad, flexibilidad, accesibilidad y control eficaz desde cualquier punto con acceso a Internet.

Aplicar tecnología, procesos e inteligencia sobre un negocio no debe ser entendido como un fin en sí mismo, sino como un medio para llegar a los objetivos comerciales. Un desarrollo bien enfocado y correctamente gestionado, puede ayudar a tu empresa a ser más competitiva, incrementar su capacidad de producción y distribución, agilizar procesos de pedidos, mejorar la toma de decisiones de los usuarios y brindar la información relevante y en el tiempo correcto a los profesionales que forman parte de ella

Si estás pensando en optar por el desarrollo de una aplicación web o de escritorio para tu empresa, en Fuego Yámana podemos ayudarte a llevarlo adelante buscando ahorrar costos, maximizar tiempos y optimizar recursos. Así, no solo aumentarás tu rentabilidad sino que podrás modernizar tus pedidos o facturas, y gestionar mejor el vínculo con tus clientes, proveedores, distribuidores y partners estratégicos. Finalmente, una cosa llevará a la otra: al ofrecer más servicios de calidad, tus usuarios lo tendrán muy presente y recomendarán tus procesos a otros, alcanzando un grado de confianza y reputación tan alto que no solo incremente tu radio de conversión sino la posibilidad de escalar el número de ventas.

The following two tabs change content below.

Melina Diaz

Comunicación Creativa en Fuego Yámana
Comunicación Creativa en Fuego Yámana. Licenciada en Comunicación Social y especializada en Periodismo Cultural. Apasionada de la escritura y el arte.